09 Jun

LA PERMEABILIDAD EN LAS VENTANAS DE ALUMINIO

Bienvenidos una entrada más al blog de Aluminios Nou Stil, especialistas en ventanas de aluminio en Cerdanyola del Vallès, hoy os queremos hablar de uno de los elementos que influye directamente en la eficiencia energética de una ventana: la permeabilidad al aire. Cuando hablamos de la permeabilidad nos referimos a la capacidad que tiene un material para permitir que un flujo lo atraviese sin alterar su estructura interna. Es decir, un material será permeable si deja pasar una cantidad apreciable de flujo a través de él en un tiempo determinado, en este caso, la cantidad de aire que se cuela a través de las ventanas.

Factores que influyen en la permeabilidad al aire

Existen tres factores básicos que influyen directamente en la permeabilidad al aire de un determinado material: la porosidad, la densidad y la presión. La porosidad nos habla de los espacios vacíos interconectados entre sí que existen en un material, por lo tanto, para que un material sea permeable tiene que ser poroso y a la inversa. En las ventanas de aluminio en ciudades como Cerdanyola del Vallès es importante que el material no sea poroso para que el flujo de aire no pueda penetrar a través de él y nos altere la temperatura interior de nuestra vivienda, confiriendo confort y bienestar y un considerable ahorro energético. Los otros dos factores que influyen en la permeabilidad son la densidad y la presión del flujo en cuestión.

Los sistemas más eficientes

Como ya hemos visto, la permeabilidad al aire de una ventana es una de sus características más importantes y nos permite una máxima estanqueidad en todos los huecos de la vivienda. A menor permeabilidad, mayor estanqueidad y mayor ahorro energético. Existe una clasificación normativa con valores de 0 a 4, siendo 4 la mínima permeabilidad. Según el Código Técnico de la Edificación (CTE), en su Documento Básico de Ahorro Energético (DB HE) la permeabilidad al aire varía en basea las diferentes zonas climáticas del país, así en las provincias más cálidas como Canarias, Cádizo Málaga, unas ventanas de la clase 1 son suficientes y en las zonas más frías del norte, bastaría con una clase 2. Sin embargo, actualmente, las ventanas de aluminio cumplen con creces estos valores ya que la mayoría se sitúan entre los valores 3 y 4.

De la misma forma que es importante que el material del que se fabrica la ventana sea impermeable, el mantenimiento que le demos será fundamental para que la ventana mantenga sus prestaciones por más tiempo. Un cuidado de los materiales y los cerramientos nos asegurarán la estanqueidad que tantos beneficios nos aporta.En Aluminios Nou Stil, especialistas en ventanas de aluminio en Cerdanyola del Vallès, recomendamos siempre instalar ventanas que garanticen el máximo ahorro energético y el máximo confort para los habitantes de la vivienda, ahorrarás en la factura energética y ganarás en salud.

aluminio-permeabilidad

Share this