Alargar la vida útil de las puertas de aluminio

Todos los elementos y estructuras de nuestra vivienda requieren de un cierto mantenimiento con tal de alargar su vida útil, así como asegurar su efectividad y resistencia durante los años que estén en nuestra vivienda. Para ello, en el nuevo artículo de hoy os enseñaremos como realizar la limpieza y el mantenimiento necesarios para que nuestra puerta de aluminio se mantenga en perfectas condiciones de uso.

Este tipo de estructuras son muy resistentes y no suelen requerir mucho mantenimiento, pero lo cierto es que, si nos esforzamos en que se mantenga en perfectas condiciones, podremos disfrutar de ella durante muchos años más de los que creíamos. El coste económico y físico de este tipo de mantenimiento no es nada elevado, por lo que cualquier persona puede realizarlo de forma periódica.

Si prestamos atención al aluminio con el que se fabrican este tipo de puertas, veremos que tiene un bajo nivel de porosidad, lo cual quiere decir que repele la suciedad y no deja que se almacene en su superficie. Además, una vez conozcamos como realizar su limpieza, podremos aplicarlo a otros elementos de nuestra vivienda con tal de alargar también, su vida útil.

Mantenimiento de las puertas de aluminio

Como hemos dicho anteriormente, pese a la gran resistencia que tienen, las puertas de aluminio también requieren de un cierto mantenimiento y limpieza, lo cual veremos a continuación. Si seguimos estos consejos, podremos conseguir una limpieza eficaz sin tener que dedicarle muchas horas y esfuerzo a lo largo de la semana.

Una de las acciones que más debemos realizar para asegurar la limpieza de nuestra puerta de aluminio es pasar un trapo húmedo de vez en cuando por su superficie. Esta tarea nos llevará a penas unos minutos y difícilmente nos encontraremos con manchas más complicadas de eliminar. En esos casos, debemos utilizar jabón neutro mezclado con agua, pero jamás productos de limpieza abrasivos, ya que pueden dañar el material y no serían del todo efectivos. Como no conlleva mucho esfuerzo, esta limpieza podemos realizarla una vez por semana.

Por otra parte, también debemos mantener limpios los engranajes de la puerta de aluminio. Para ello, debemos pasar un trapo húmedo por esa zona y asegurarnos de que no haya suciedad obstruyendo su correcto funcionamiento. Esto ayudará a que nunca nos encontremos con piezas averiadas o que hay que cambiar.

Finalmente, para realizar un mantenimiento realmente eficaz, es imprescindible repasar las juntas que hay entre el vidrio y el marco con un paño húmedo, y por supuesto, asegurarnos de que están en perfecto estado.

Comments are closed.