Cortinas para ventanas

Las cortinas. Un elemento que a veces puede parecer insignificante, pero que aporta más beneficios de los pensados en un primer momento. Aunque por un lado puedan parecer simplemente un elemento decorativo, aunque sí responden a esa función, aportan otras ventajas de las que no podemos gozar prescindiendo de ellas.

¿Valoramos nuestra intimidad? Cuando más pica el sol, ¿queremos evitar que éste penetre con fuerza en el interior de nuestro hogar y lo sobrecaliente?

En Aluminios Nou Stil, creemos que las cortinas aportan a nuestro hogar, donde principalmente se colocan, infinidad de ventajas y por ello no podíamos dejar de incluirlas dentro de los servicios que realizamos. De este modo, complementamos otros que, en el cómputo global, pondrán la guinda a una finalización completa de calidad.

La cortina de una ventana impide que la luz solar penetre de pleno dentro de la estancia. Suponen pues una barrera frente a la radiación solar, que puede conllevar, a nivel significativo, que cuando el frío aprieta, éstas actúen como captadoras de energía, reteniendo una bolsa de aire caliente entre la ventana y la cortina; mientras que en verano, con el calor, pueden evitar esa excesiva radiación solar, y ser una barrera para que esa misma masa de aire, vaya más allá. Actúan así, las cortinas, como barreras frente a la entrada de ésta o de corrientes de aire, dando a la vivienda un sistema peculiar de ventilación interior.

Otro de los cometidos de las cortinas de las ventanas, es el de contribuir a mantener la privacidad de las actividades que se desarrollan en el interior del domicilio y crear cierta sensación de intimidad. Las cortinas se han convertido en las peores enemigas de los ojeadores y chismosos callejeros.

Así que, si queréis complementar vuestras ventanas con estos elementos decorativos, pero recurrentemente funcionales, en Aluminios Nou Stil tenéis una buena elección para disfrutar de una estancia agradable y bien decorada.