Bienvenido un día más al blog de Aluminios NouStil, tu empresa de carpintería de aluminio de confianza. En la nueva entrada de hoy hablaremos sobre cómo debemos limpiar nuestras ventanas de aluminio para que se mantengan siempre limpias y tengan una larga vida útil.

Al igual que es esencial saber cómo limpiar las ventanas de aluminio, también lo es saber cuáles son las cosas que no debemos hacer a la hora de realizar dicha limpieza, ya que podríamos dañar el aluminio, de esto también hablaremos en el artículo de hoy.

Aunque las ventanas de aluminio tienen un escaso mantenimiento, la parte que está en contacto con el exterior es más propensa a estar en contacto con la suciedad por lo que sería una buena opción establecer una rutina de limpieza para limpiar todas nuestras ventanas de aluminio.

Pasos a paso

Para empezar a limpiar nuestras ventanas de aluminio debemos repasar los marcos con un paño o esponja suave empapada en agua con un poco de jabón. Debemos frotar esta solución suavemente por toda la superficie de la ventana de aluminio hasta que la suciedad quede disuelta.

Seguidamente debemos volver a pasar un paño pero esta vez sin detergente, simplemente humedecido en agua. Para finalizar, debemos secarlo con papel absorbente o con un paño suave para no dañar el aluminio de nuestra ventana.

Para realizar la tarea con éxito debemos limpiar los cristales con un producto específico para dicha tarea y obtendremos una ventana reluciente con el mínimo esfuerzo y sin la necesidad de comprar productos costosos.

Si tenemos alguna mancha que es mucho más agresiva en nuestra ventana de aluminio, debemos cambiar el detergente de la primera solución por amoniaco, vinagre o alcohol medicinal.

Lo que no se deba hacer

Aunque no lo parezca, las ventanas de aluminio se suelen ver dañadas más por cómo se limpian que por las propias agresiones externas, es por eso que debemos tener cuidado a la hora de escoger un método u otro de limpieza para nuestras ventanas de aluminio. A menudo se encuentran ventanas con zonas amarillentas o con el color desgastado y es debido a la utilización de productos inadecuados para su limpieza.

Para limpiar los marcos de las ventanas de aluminio no debemos recurrir a paños que puedan dañar la superficie ni productos químicos muy abrasivos que pueden dejar manchas y debilitar el acabado del aluminio.

Comments are closed.